in

Lo que se puede arreglar y lo que NO en post-producción (Edición)

foto de Post-Producción, Edición premiere 758x426 en Lo que se puede arreglar y lo que NO en post-producción (Edición)

Uno de los momentos más desalentadores en un día del editor es cuando se sienta a ensamblar secuencias de una escena importante, solo para descubrir que no se puede usar.

Pobremente actuado o mal disparado; cobertura insuficiente o luz insuficiente; película dañada o sonido perdido; todas estas cosas pueden inutilizar la escena. A menos que creas en la magia, y lo hago.

¿Exactamente qué tipo de post magia es posible? Con el presupuesto correcto, prácticamente cualquier cosa. Por supuesto, hay algunas cosas que incluso las mentes editoriales más brillantes no pueden hacer, incluso en una película de gran presupuesto (tal vez especialmente en una película de gran presupuesto), ninguna cantidad de posproducción puede arreglar una mala historia. O malas elecciones de actuación. Pero incluso en independientes de bajo presupuesto,  los editores podemos arreglar más de lo que uno imagina posible, tanto creativa como técnicamente. Déjame darte una idea de los poderes ( y sus límites).

No se puede arreglar: mal sonido

El sonido mal grabado es un gran indicador del bajo valor de producción. Una película de gran presupuesto puede darse el lujo de reconstruir todo el sonido con los editores de sonito y efectos de sonido, pero las películas rara vez tienen ese lujo. En el documental, especialmente, las entrevistas donde el sonido se cae o se distorsiona pueden ser realmente imposibles de usar. Invierta en un grabador de sonido. Si no puede pagar uno, y debes hacerlo tu, siempre revisa tus baterías antes de rodar, lleva baterías adicionales y monitoree el sonido con auriculares reales. Confiar en el micrófono de la cámara casi siempre es una mala opción, pero manténgala encendida en caso de que brinde el único sonido utilizable para la escena. He visto a los editores de documentales recurrir al uso de subtítulos cuando es necesario, pero son una alternativa, no una primera opción.

Se puede arreglar: problemas menores de exposición

La tecnología digital ha hecho maravillas para hacer posible lo imposible. Los avances en la corrección del color ahora han hecho que situaciones en las que escenas sobreexpuestas sean utilizables. Obviamente, es más difícil arreglar escenas que están sobreexpuestas, pero incluso en esos casos, a menudo podemos usar soluciones creativas para salvar momentos “imprescindibles”.

No se puede arreglar: Cambios en la exposición a mitad de escena

El mayor problema técnico es cuando los directores de fotografía cambian la exposición durante una escena. Si bien esto se puede corregir a través del enmarcado de llaves en línea, es laborioso (mucho tiempo) y en la mayoría de los casos podría haberse evitado tomando un poco más de tiempo antes de rodar. Se sabe que disparar es difícil, pero también se sabe que una escena que tiene 2 cortes y están sobreexpuesta o subexpuesta puede arreglarse fácilmente con corrección de color. Con demasiada frecuencia, se nota que el momento exacto que se necesita usar en la edición está en el medio de los ajustes de la dirección de fotografía. Podría tomar medio día descubrir cómo recortar ese momento, o una hora de gasto en línea para arreglar algo que podría haberse resuelto con solo cinco minutos de revisar la habitación antes de disparar. Cuando eso no sea posible, los directores de fotografía deben comprometerse rápidamente con la mejor temperatura de color y exposición, y permanecer allí. Si está demasiado oscuro o demasiado claro, se puede solucionar. Incluso se puede arreglar imágenes que están un poco fuera de foco con una herramienta “afilar” … Pero eso no significa que deban dejar los ojos en casa

Se puede arreglar: movimiento de la cámara inestable

Existe la posibilidad de que el metraje se encuentre inquieto y sin cobertura y sin ángulos inversos. Sin embargo, el contenido a veces es demasiado poderoso como para no usarlo. La solución puede ser utilizar la naturaleza frenética de las imágenes para ilustrar las emociones que puede estar sintiendo un personaje, si este está nervioso o emocionado, al igual que el metraje es un éxito; pero todo esto emana de la creatividad y el contexto.

No se puede arreglar: imágenes que no están allí

No puedes hacer que un actor sonría más, o que una actriz interactúe en escenas que no fueron grabadas. Intenta prever tus necesidades de material de archivo antes de llegar al área de edición.

Puede arreglar: accidentes aleatorios surtidos

Siempre hay milagros, formas listas para usar y asequibles para salvar imágenes cuando, en el pasado, hubiéramos dejado escenas enteras en el piso de la sala de corte. En los viejos tiempos de la película, cada vez que una cámara ponía un rasguño en el negativo, le pagamos mucho dinero a una casa de efectos para rotoscopiarlo. Todavía puede pagar mucho dinero en una casa de efectos para solucionar un problema pero a veces, en los proyectos de bajo presupuesto hay que acudir al ingenio y ese “ingenio” simplemente se trata de investigar y estudiar. Utilizar la función de eliminación de cables de After Effcts (para quitar la línea de peces utilizada para mover cosas a través de un marco o suspender objetos en el aire) puede funcionar en las tomas en que la cámara implementa por ciertas lineas de luz que no percibimos de manera inmediata, sino hasta el momento de empezar empezar a revisar las tomas. Arreglar ciertos detalles solo toman algo de tiempo extra en edición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

@gabylunaa - Edición audiovisual / Desarrollo Humano